lunes, 26 de diciembre de 2016

¿La Ciencia podría haber descubierto a Dios?



¿La Ciencia ha Descubierto a Dios?

Einstein no creía que fuera posible.

Stephen Hawking dijo que podría ser el mayor descubrimiento científico de todos los tiempos.

¿Cuál es el descubrimiento que ha desconcertado a las mejores mentes científicas del siglo pasado, y por qué los ha hecho reconsiderar los orígenes de nuestro universo?  Nuevos telescopios, más potentes, han revelado misterios de nuestro universo que plantean nuevas preguntas sobre el origen de la vida.

¿La ciencia ha descubierto a Dios?

¡Pero un momento! ¿No ha demostrado la ciencia que no necesitamos a Dios para explicar el universo? Antes se entendían que los rayos, los terremotos e incluso los bebés eran actos de Dios. Pero ahora sabemos más. ¿Qué es lo fundamentalmente diferente de este descubrimiento, y por qué ha dejado perplejo al mundo científico?

Este descubrimiento y lo que han aprendido los biólogos moleculares sobre la codificación sofisticada del ADN han hecho que muchos científicos ahora reconozcan que el universo parece ser una parte de un gran diseño.

Un cosmólogo lo expresó así: “Muchos científicos, cuando admiten sus opiniones, se inclinan por el argumento de un diseño o teleológico”.[1] Sorprendentemente, muchos científicos que están hablando de Dios no tienen ninguna creencia religiosa en absoluto.[2] Entonces, ¿cuáles son estos descubrimientos sorprendentes que han hecho que los científicos estén hablando de pronto sobre Dios? Se destacan tres descubrimientos revolucionarios en los campos de la astronomía y la biología molecular:

1. Que el universo tuvo un comienzo.

2. Que el universo es precisamente como tiene que ser para la vida.

3. Que la codificación del ADN revela una inteligencia.

Las afirmaciones de reconocidos científicos sobre estos descubrimientos podrían sorprenderlo/la. Veamos de qué se trata.

Un Inicio Único

Desde los inicios de la civilización, el hombre ha mirado asombrado las estrellas, preguntándose qué son y cómo llegaron allí. Aunque el ojo humano puede ver unas 6,000 estrellas a simple vista, Hubble y otros telescopios potentes indican que hay trillones de estrellas agrupadas en torno a más de 100 mil millones de galaxias. Nuestro sol es como un grano de arena en una de las playas del mundo.

Sin embargo, antes del siglo XX, la mayoría de los científicos creía que nuestra propia galaxia, La Vía Láctea, era el universo entero, y que solo existían unas 100 millones de estrellas.

La mayor parte de los científicos creían que nuestro universo nunca tuvo un inicio. Creían que la masa, el espacio y la energía siempre habían existido.

Pero a inicios del siglo XX, el astrónomo Edwin Hubble descubrió que el universo se está expandiendo. Retrocediendo por el proceso matemáticamente, él calculó que todo en el universo, incluso la materia, la energía, el espacio, y hasta el tiempo mismo, en realidad tuvo un inicio.

Esto remeció a la comunidad científica. Muchos científicos, incluyendo a Einstein, reaccionaron negativamente. En lo que Einstein luego llamó “la peor metida de pata de mi vida”, él distorsionó las ecuaciones para evitar que estas indiquen que hubo un inicio. [3] El astrónomo inglés Sir Fred Hoyle fue quizás el mayor opositor a la idea de un comienzo del universo, y sarcásticamente llamó al evento de creación el “big bang.” Él sostuvo tenazmente su teoría del estado fijo, de que el universo siempre ha existido. Einstein y otros científicos también, hasta que las pruebas de la existencia de un inicio fueron innegables. Las consecuencias de este inicio, que ellos buscaban negar, es que algo o Alguien más allá de la investigación científica tiene que haberlo empezado todo.

Finalmente, en 1992, los experimentos del satélite COBE demostraron que el universo realmente tuvo su inicio único en un destello increíble de luz y energía. [4] Aunque algunos científicos lo llamaron el momento de la creación, la mayoría prefirió llamarlo el “big bang”.

El astrónomo Robert Jastrow trata de ayudarnos a imaginar cómo empezó todo. “La imagen sugiere la explosión de una bomba de hidrógeno cósmica. El instante en el que la bomba cósmica explotó marcó el nacimiento del Universo”. [5]

Todo desde la Nada

La ciencia no es capaz de decirnos qué o quién causó el inicio del universo. Pero algunos creen que indica claramente la existencia de un Creador. “El teórico inglés, Edward Milne, escribió un tratado matemático sobre la relatividad que concluía: ‘En cuanto a la causa primera del Universo, en el contexto de la expansión, eso le queda al lector insertarla, pero nuestra imagen queda incompleta sin Él’”. [6] Otro científico inglés, Edmund Whittaker, atribuyó el inicio de nuestro universo a “La voluntad divina creando la Naturaleza a partir de la nada”. [7]

Muchos científicos se quedaron impresionados por el paralelo entre un evento único de creación desde la nada y el relato bíblico de la creación en Génesis 1:1. [8] Antes de este descubrimiento, muchos científicos consideraban poco científico el relato de la Biblia de la creación a partir de la nada.

Aunque él se consideraba un agnóstico, Jastrow fue obligado por las pruebas a reconocer que: “Ahora vemos cómo las pruebas astronómicas nos conducen a una visión bíblica de los orígenes del mundo”. [9]

Otro agnóstico, George Smoot, el científico ganador del Premio Nobel responsable del experimento COBE, también reconoce este paralelo. “No hay duda de que existe un paralelo entre el big bang como evento y la idea cristiana de la creación a partir de la nada”.[10] Científicos que anteriormente se burlaban de la Biblia como un libro de cuentos de hadas, ahora reconocen que el concepto bíblico de la creación desde la nada ha sido cierto todo este tiempo.

Los cosmólogos, que se especializan en el estudio del universo y sus orígenes, no tardaron en darse cuenta que una explosión cósmica al azar no podría haber creado la vida, al igual que no lo haría una bomba nuclear – a no ser que esta se hubiera diseñado precisamente para eso. Y eso significaba que un diseñador lo tenía que haber planeado. Comenzaron a usar palabras como, “Superintelecto”, “Creador”, e incluso “Ser Superior” para describir a este diseñador. Veamos por qué.

Diseñado Precisamente para la Vida

Los físicos calcularon que para que exista la vida, la gravedad y las demás fuerzas de la naturaleza tenían que ser precisamente las adecuadas o no podría existir nuestro universo. Si el índice de expansión hubiera sido ligeramente menor, la gravedad hubiera jalado toda la materia de vuelta hacia una “gran contracción”. No estamos hablando solo de una reducción de uno o dos por ciento en el índice de expansión del universo.  Stephen Hawking escribió: “Si el índice de expansión un segundo después del big bang hubiera sido menor, hasta por una parte en cien mil millón de millones, el universo hubiera vuelto a colapsar antes de llegar a su tamaño actual”. [11]

Por otro lado, si el índice de expansión hubiera sido mayor de lo que es, por solo una fracción, las galaxias, las estrellas y los planetas nunca se podría haber formado, y nosotros no estaríamos aquí.

Y para que exista la vida, las condiciones en nuestro sistema solar y planeta también tienen que ser justo las correctas. Por ejemplo, todos nos damos cuenta que sin una atmósfera de oxígeno, ninguno de nosotros podría respirar. Y sin oxígeno, el agua no podría existir. Sin agua no habría lluvia para nuestros cultivos. Otros elementos como el hidrógeno, el nitrógeno, el sodio, el carbón, el calcio y el fósforo también son esenciales para la vida. Pero eso no es todo lo que se necesita para que exista la vida.

El tamaño, la temperatura, la proximidad relativa, y la composición química de nuestro planeta, sol y luna también tienen que ser exactamente los correctos. Y hay docenas de otras condiciones que tenían que estar ajustadas a la perfección, o no estaríamos aquí para pensarlo. [12]

Los científicos que creen en Dios podrían haber esperado este ajuste perfecto, pero los ateos y agnósticos no podían explicar estas sorprendentes “coincidencias”. El físico teórico Stephen Hawking, que es agnóstico, escribió: “Lo extraordinario es que los valores de estos números parecen haberse ajustado precisamente para posibilitar el desarrollo de la vida”.[13]

¿Accidente o Milagro?

¿Pero no podría ser fortuito este ajuste ideal? Después de todo, los apostadores saben que aun los desconocidos pueden ganar finalmente en el hipódromo. Y, contra todas las probabilidades, alguien finalmente gana la lotería. Entonces, ¿cuáles son las probabilidades de que la vida humana exista de manera fortuita, como producto de una explosión al azar en la historia cósmica?

Que sea posible la vida humana a partir de un big bang desafía las leyes de la probabilidad. Un astrónomo calculó las probabilidades en menos de 1 en un trillón trillón trillón trillón trillón trillón trillón trillón trillón trillón trillón de trillones. [14] Sería mucho más fácil que una persona con los ojos vendados, en un solo intento, descubra entre todas las playas del mundo un solo grano de arena especialmente marcado.

Otro ejemplo de lo poco probable que sería que un big bang fortuito produzca la vida es que una persona gane más de mil loterías consecutivas de mega-millones después de comprar solo un boleto para cada una.

¿Cuál sería su reacción a esta noticia? Que es imposible, salvo que haya sido arreglado por alguien desde adentro, que es lo mismo que pensarían todos. Y eso es lo que han concluido muchos científicos, que Alguien tras bambalinas diseñó y creó el universo.

Esta nueva comprensión de cuán milagrosa es la vida humana en nuestro universo llevó al astrónomo agnóstico George Greenstein a preguntar, “¿Es posible que de pronto, sin ninguna intención de ello, nos hayamos topado con las pruebas científicas de la existencia de un Ser Superior?”[15] Sin embargo, siendo agnóstico, Greenstein mantiene su fe en la ciencia, en vez de un Creador, para explicar finalmente nuestros orígenes. [16] Jastrow explica por qué algunos científicos son reacios a aceptar a un Creador transcendental:

Hay una especie de religión en la ciencia; es la religión de una persona que cree que hay orden y armonía en el Universo…Esta fe religiosa del científico se ve violada por el descubrimiento de que el mundo tuvo un inicio bajo condiciones en las cuales las leyes conocidas de la física no son válidas, y como producto de fuerzas o circunstancias que no podemos conocer. Cuando eso ocurre, el científico ha perdido el control. Si este realmente analizara las consecuencias, él estaría traumatizado. [17]

Se puede entender por qué los científicos como Greenstein y Hawking buscan otras explicaciones en vez de atribuir nuestro universo precisamente ajustado a un Creador. Hawking especula que podrían existir otros universos no vistos (e imposibles de demostrar), lo cual aumenta la probabilidad de que uno de ellos (el nuestro) se ajuste precisamente a la vida. Sin embargo, dado que su propuesta es especulativa, y no sujeta a verificación, difícilmente se puede llamar “científica”. Aunque él también es agnóstico, el astrofísico británico Paul Davies descarta la idea de Hawking por ser demasiado especulativa. Él dice, “Una creencia de este tipo depende de la fe, y no de la observación”. [18]

Aunque Hawking sigue liderando el esfuerzo por explorar las explicaciones meramente científicas de nuestros orígenes, otros científicos, entre ellos muchos agnósticos, han reconocido lo que parecen ser pruebas innegables de la existencia de un Creador. Hoyle dijo:

“Una interpretación de sentido común de los hechos sugiere que un superintelecto ha jugado con la física, así como la química y la biología, y que en la naturaleza no hay fuerzas ciegas de las cuales valga la pena hablar”.[19] Aunque Einstein no era religioso, y no creía en un Dios personal, él llamaba al genio detrás del universo “una inteligencia de una superioridad tal, que comparado a ello, todo el pensamiento y acción sistemática de los seres humanos es una reflexión totalmente insignificante”.[20]

El ateo Christopher Hitchens, que pasó gran parte de su vida escribiendo y debatiendo en contra de Dios, se quedó perplejo ante el hecho de que la vida no podría existir si las cosas fuera diferentes por solo “un grado o un pelo”. [21]

Davies reconoce que: Para mí hay pruebas contundentes de que algo pasa detrás de todo esto. Parece como si alguien hubiera ajustado precisamente los números de la naturaleza para crear el Universo…La impresión de haber un diseño es abrumadora. [22]

ADN: El Lenguaje de la Vida

La astronomía no es el único campo en el que la ciencia ha visto pruebas de un diseño. Los biólogos moleculares han descubierto un diseño complejo en el mundo microscópico del ADN. En el siglo pasado, los científicos aprendieron que una molécula diminuta llamada ADN es el “cerebro” detrás de cada célula de nuestro cuerpo y de todas las cosas vivientes. Sin embargo, mientras más aprenden sobre el ADN, más se asombran de la genialidad que está detrás de este.

Los científicos que creen que el mundo material es lo único que existe (materialistas), como Richard Dawkins, sostienen que el ADN evolucionó por medio de la selección natural sin un Creador. Sin embargo, incluso la mayoría de los evolucionistas fervientes reconocen que son inexplicables los orígenes de la complejidad del ADN.

La complejidad del ADN hizo que su codescubridor, Francis Crick, crea que este no se puede haber originado en la Tierra de forma natural. Crick, un evolucionista que creía que la vida es demasiado compleja para haberse originado en la Tierra, y tiene que venir del espacio, escribió,

Un hombre honesto, armado con todo el conocimiento a nuestra disposición actualmente, solo podría decir que de alguna manera los orígenes de la vida parecen en este momento ser casi un milagro, porque son tantas las condiciones que se tendrían que haber cumplido para que esta empiece.[23]

La codificación detrás del ADN revela una inteligencia tal que esta sobrepasa nuestra imaginación. Solo una cabeza de alfiler de ADN contiene información equivalente a una pila de libros de bolsillo que daría la vuelta al mundo 5,000 veces. Y el ADN funciona como un lenguaje con su propio código de software. El fundador de Microsoft, Bill Gates, dice que el software del ADN es “mucho, mucho más complejo que cualquier software que nosotros hayamos desarrollado”.[24] Dawkins y otros materialistas creen que toda esta complejidad se originó a través de la selección natural. Sin embargo, como dijo Crick, la selección natural no podría haber producido la primera molécula. Muchos científicos creen que la codificación dentro de la molécula del ADN indica una inteligencia que supera ampliamente lo que podría ocurrir por causas naturales.

A inicios del siglo XXI, el ateísmo de un líder ateo, Antony Flew, terminó abruptamente cuando él estudió la inteligencia que está detrás del ADN. Flew explica qué lo hizo cambiar de opinión.

Lo que creo que ha hecho el material del ADN es demostrar que la inteligencia tiene que haber participado al juntar estos elementos extraordinariamente diversos. La enorme complejidad con la cual se lograron estos resultados me parece el trabajo de la inteligencia…Ahora me parece que los hallazgos de más de cincuenta años de investigación sobre el ADN han proporcionado los materiales para un argumento nuevo y muy potente a favor del diseño.[25]

Aunque Flew no era cristiano, él reconoció que el “software” detrás del ADN es demasiado complejo para haberse creado sin un “diseñador”. El descubrimiento de la inteligencia increíble detrás del ADN, en palabras de este anterior líder ateo, ha “proporcionado los materiales para un argumento nuevo y muy potente a favor del diseño”.

Las Huellas de un Creador

¿Los científicos están convencidos actualmente de que un Creador ha dejado sus “huellas” en el universo? Aunque muchos científicos aún insisten en dejar a Dios fuera del universo, la mayoría reconoce las consecuencias religiosas de estos nuevos descubrimientos. En su libro, The Grand Design (El Gran Diseño), Stephen Hawking, que no cree en un Dios personal, trata de explicar por qué el universo no necesita un Dios. Sin embargo, al momento de enfrentarse a las evidencias, incluso Hawking ha reconocido que, “Tienen que haber connotaciones religiosas. Pero yo creo que la mayoría de los científicos prefiere rehuir del lado religioso”.[26] Siendo agnóstico, Jastrow no tenía ninguna intención cristiana detrás de sus conclusiones. Sin embargo, él reconoce libremente el argumento convincente a favor de un Creador. Jastrow escribe sobre la impresión y desesperación que sienten los científicos que pensaban haber sacado a Dios de su mundo.

Para el científico que ha vivido guiado por su fe en el poder de la razón, la historia termina como una pesadilla. Él ha escalado las montañas de la ignorancia; está a punto de conquistar el pico más alto; al asomarse por la última piedra, lo saluda un grupo de teólogos que han estado sentados allí hace siglos. [27]

¿Un Creador Personal?

Si hay un Creador superinteligente, surge la pregunta, ¿cómo es él? ¿Es solo una Fuerza como en la Guerra de las Galaxias, o es un Ser personal como nosotros? Dado que somos seres personales y relacionales, ¿el que nos creó no sería también personal y relacional?

Muchos científicos como Arthur L. Schawlow, Profesor de Física en la Universidad de Stanford y ganador del Premio Nobel en física, creen que estos nuevos descubrimientos proporcionan pruebas convincentes de la existencia de un Dios personal. Él escribió, “Me parece que cuando uno considera las maravillas de la vida y el universo, uno debe preguntarse por qué y no solo cómo. Las únicas respuestas posibles son religiosas…Yo me encuentro ante la necesidad de un Dios en el universo y en mi propia vida”.[28] Si Dios es personal, y puesto que nos ha dado la habilidad de comunicarnos, ¿no esperaríamos que él se comunique con nosotros y nos diga por qué estamos aquí?

Como hemos visto, la ciencia no puede contestar las preguntas sobre Dios y el sentido de la vida. Sin embargo, dado que la Biblia tenía razón sobre la creación a partir de la nada, ¿también es confiable en cuanto a Dios, la vida y qué significa?

Hace dos mil años un hombre caminó sobre nuestro planeta que afirmó tener las respuestas sobre la vida. Aunque su tiempo aquí en la Tierra fue corto, su impacto cambió el mundo, y aún se siente hoy en día. Su nombre es Jesucristo.

Los testigos directos de Jesucristo nos dicen que él demostró constantemente tener poderes creativos sobre las leyes de la naturaleza. Nos cuentan que él era sabio, humilde y compasivo. Él curó a los cojos, los sordos y los ciegos. Él paró tormentas violentas instantáneamente, creó comida desde la nada para los hambrientos, convirtió agua en vino en una boda, e incluso resucitó a los muertos. Y dicen que después de su brutal ejecución, él resucitó de la muerte.

También nos dicen que Jesucristo es el que lanzó las estrellas al cielo, perfeccionó nuestro universo para la vida y creó el ADN. ¿Podría ser él a quien se refirió sin saberlo Einstein como la “superinteligencia” que creó el universo? ¿Podría ser Jesucristo a quien se refirió Hoyle sin saberlo como el que “jugó con la física, la química y la biología?”

¿El misterio de quién generó el big bang y la inteligencia del ADN ha sido revelado en el siguiente relato del Nuevo Testamento?

Ahora Cristo es la expresión visible de un Dios invisible. Él existió antes del inicio de la creación, pues fue a través de él que todas las cosas se crearon, fueran espirituales o materiales, visibles o invisibles. A través de él, y para él, también fueron creados el poder y el dominio, la propiedad y la autoridad. De hecho, todas las cosas fueron creadas a través de él, y para él…La vida empezó desde la nada a través de él, y la vida desde la muerte empezó a través de él, y entonces, con razón él es llamado el Señor de todo. [29]

Jesús habló con autoridad sobre el amor de Dios por nosotros y la razón por la que nos creó. Él dijo que él tiene un plan para nuestras vidas, y ese plan está centrado en una relación con él. Pero para que esa relación sea posible, Jesús tuvo que morir en la cruz por nuestros pecados. Y fue necesario que él resucite de la muerte para que nosotros también podamos tener una vida después de la muerte. [30] Si Jesús fue el Creador, él con toda certeza tendría el poder sobre la vida y la muerte. Y los más cercanos a él dicen que lo vieron vivo después de haber muerto y estar enterrado por tres días.

¿Jesús Realmente Resucitó?

El apóstol Pablo nos dice que la vida después de la muerte empezó a través de Jesucristo. Los testigos directos de Jesucristo realmente hablaban y actuaban como si ellos creyeran que él resucitó físicamente de la muerte después de su crucifixión. Si ellos estaban equivocados, el cristianismo se fundó sobre la base de una mentira.Pero si tenían razón, dicho milagro sería una prueba de todo lo que dijo Jesús sobre Dios, sobre sí mismo y sobre nosotros.

¿Debemos creer en la resurrección de Jesús únicamente basados en la fe o hay pruebas históricas sólidas? Varios escépticos han estudiado los registros históricos a fin de probar la falsedad del relato de la resurrección. ¿Qué descubrieron?

Haga clic aquí para ver las pruebas de la afirmación más fantástica que jamás se ha hecho – ¡la resurrección de Jesucristo! [http://y-jesus.org/spanish/wwrj/6-se-levanto-jesus-de-entre-los-muertos/]

Más Lecturas sobre los Orígenes

Accident or Intelligent Design? [http://y-origins.com/index.php?p=home_more”>]
Did the Universe Have a Beginning? [http://y-origins.com/index.php?p=beginning1″>]
Why is Only Earth Suitable for Life? [http://y-origins.com/index.php?p=life1″>]
Is the Universe a Product of Design or Chance? [http://y-origins.com/index.php?p=chance1″>]
Was Darwin Right about the Eye? [http://y-origins.com/index.php?p=eye1″>]
Does DNA Point to a Designer? [http://y-origins.com/index.php?p=DNA1″>]
Where are Darwin’s Predicted Fossils? [http://y-origins.com/index.php?p=fossils1″>]
Are Humans the Result of Evolution? [http://y-origins.com/index.php?p=human_evolution1″>]
Is a Designer Revealed in Creation? [http://y-origins.com/index.php?p=designer_revealed1″>]
Endnotes – Has Science Discovered God?

Harrison, E. 1985. Masks of the Universe. New York, Collier Books, Macmillan, pp. 252, 263.
An atheist believes God doesn’t exist. An agnostic believes we can’t know.
Brian Greene, The Elegant Universe (New York: Vintage, 2000), 81-82.
George Smoot and Keay Davidson, Wrinkles in Time (New York: Avon, 1993), 241.
Robert Jastrow, God and the Astronomers, (London: W. W. Norton, 1992), 13.
Ibid., 104.
Ibid., 103.
Genesis 1:1, “In the beginning God created the heaven and the earth.”
Jastrow, 14.
Smoot and Davidson, 17.
Stephen Hawking, The Illustrated A Brief History of Time (New York: Bantam, 1996), 156
Hugh Ross, The Creator and the Cosmos (3rd ed.) (Colorado Springs, CO: NavPress, 2001), 224.
Stephen Hawking, A Brief History of Time (New York: Bantam, 1990), 125.
Hugh Ross, The Creator and the Cosmos (Colorado Springs, CO: NavPress, 2001), 198.
George Greenstein, The Symbiotic Universe (New York: William Morrow, 1988), 27.
Ibid., 189.
Jastrow, 105.
Paul Davies, God and the New Physics (New York: Simon & Schuster, 1983), 174.
Fred Hoyle, “Let there be Light,” Engineering and Science (November 1981).
Albert Einstein, Ideas and Opinions—The World As I See It (New York: Bonanza, 1931), 40.
http://www.youtube.com/watch?v=GDJ9BL38PrI
Paul Davies, The Cosmic Blueprint (New York: Simon & Schuster, 1988), 203.
Francis Crick, Life Itself (New York: Simon & Schuster, 1981), 88.
Quoted in William A. Dembski and James M. Kushiner, eds., Signs of Intelligence (Grand Rapids, MI: Brazos, 2001), 108.
Quoted in Gary Habermas, “My Pilgrimage from Atheism to Theism”: Interview with Antony Flew, Philosophia Christi, (Winter, 2005).
John Boslough, Stephen Hawking’s Universe (New York: Avon, 1989), 109.
Jastrow, 107.
Margenau, H. and R. A. Varghese, eds. Cosmos, Bios, Theos: Scientists Reflect on Science, God, and the Origins of the Universe, Life, and Homo Sapiens(Open Court Pub. Co., La Salle, IL, 1992).
Colossians 1:15-17, J. B. Phillips.
John 3:16; John 14:19.



Permiso para reproducir este artículo: La editorial autoriza la reproducción de este material sin necesidad de permiso por escrito, pero solo en su totalidad y en casos de uso sin fines de lucro. Ninguna parte de éste podrá modificarse ni utilizarse fuera de contexto sin permiso por escrito de la editorial

martes, 20 de diciembre de 2016

Hotel Bolívar se vende



 La empresa Huron Equities, actual administradora del hotel, no ha logrado cancelar una deuda de S/500.000 en impuestos prediales, De acuerdo con el SAT, junto al Bolívar serán rematados, también por deudas, el Centro Comercial Unicachi, Asociación de Comerciantes Textil Montevideo, además de sociedades inmobiliarias y comercios.
La subasta se realizará en un acto público en la Sede Central del SAT, en Jr. Camaná 370, edificio B,
Cercado de Lima, el próximo 24 de enero del 2017.


jueves, 15 de diciembre de 2016

La grandeza de la arquitectura inca en #Machupicchu




La grandeza de la arquitectura inca en #Machupicchu explicada por ingenieros de la actualidad.
Construir una maravilla arquitectónica de la talla de Machu Picchu sin contar con animales de carga, ruedas ni el acceso a herramientas modernas, especialmente teniendo en cuenta que Machu Picchu se encuentra ubicado en un sitio de acceso casi imposible.



miércoles, 14 de diciembre de 2016

Pedro Paulet, padre de la astronáutica





El peruano Pedro Paulet ha sido reconocido por la BBC en español como pionero de la era espacial, debido a que sus ideas sirvieron de base para propulsar al hombre a la Luna y realizó conceptos y diseños de naves aeroespaciales.
La NASA tomó como punto de referencia sus diseños y es por esto que es considerado el padre de la astronáutica y pionero de la era espacial.
Este arequipeño nacido en 1874, tenía una obsesión por la Luna y el espacio, inspirado en la novela de Julio Verne “De la tierra a la Luna”.
Aunque en Perú se le relaciona con la vida militar, Paulet fue el inventor del primer cohete de
combustible líquido, cuenta Álvaro Mejía, investigador de su obra y documentalista. "Su trabajo y logros no se enseñan en colegios, su historia está poco documentada y todavía su obra está dispersa en muchas bibliotecas del mundo", señala Mejía, quien está preparando una película sobre la vida de Paulet titulada "El niño que soñaba con la Luna".
Paulet era un chico con pocos recursos que casi se queda sin poder estudiar en la universidad. "Pero el rector de la Universidad San Agustín de ese entonces lo invitó a dar un examen ante varios profesores y terminó ovacionado. Era un genio", cuenta Mejía.
Luego, el gobierno peruano le dio una beca para estudiar Ingeniería y Arquitectura en la Universidad La Sorbona, donde terminó los diseños de su "motor-cohete" alimentado por combustible líquido. Este cohete se convertiría luego en el "autobólido", una nave aeroespacial que diseñó en 1902 y que nunca llegó a fabricarse.
Paulet ocupó cargos diplomáticos en Europa y América Latina, generando polémicas con científicos de la época. Incluso, ante el auge nazi, científicos alemanes quisieron usar sus ideas del motor cohete para misiles de guerra. Paulet nunca les entregó la fórmula, pero con los años, los nazis lograron su objetivo: en 1944, las ciudades de Amberes y Londres fueron bombardeadas por las tropas de Hitler con misiles A2 de combustible líquido.
¿Cómo? Wernher von Braun, un científico afiliado a la SS de Hitler, logró imitar el diseño de Paulet.
A pesar de no coincidir con las ideas nazis, fue obligado a trabajar para ellos, pero siempre consideró a Paulet como el pionero de la propulsión con combustible líquido que usan los cohetes espaciales
Un año después, Paulet falleció en Buenos Aires a la edad de 71 años, sin embargo, von Braun llevó sus ideas a la NASA, donde dirigió el programa espacial que en 1969 lograría el ansiado objetivo de llegar a la Luna, que se logró usando motores de combustible líquido.
Pero Von Braun, quien se quedó con el crédito, en uno de sus libros reconoció el aporte del peruano en el alunizaje. "Paulet debe ser considerado como el pionero del motor a propulsión con combustible líquido", escribió el científico en su libro "Historia de la cohetería y los viajes espaciales".

FUENTE: BBC

miércoles, 7 de diciembre de 2016

CUMPLIERON 117 AÑOS DE FUNDACIÓN Y 126 DE HISTORIA




! CUMPLIMOS 117 AÑOS DE FUNDACIÓN Y 126 DE HISTORIA !

El Centro Taurino de Lima, la peña decana de aficionados del Perú, América y una de las tres más antiguas del mundo taurino, cumple hoy 7 de diciembre 117 años de fundación desde que en el año de 1899 connotados aficionados de estirpe y solera decidieran formalizar su fundación tras unos seis años previos, desde 1893, que ya existiera como grupo de adeptos taurinos
reuniendo a lo más renombrado de la afición taurina de la capital peruana.
Fue concebido tras arduo esfuerzo de don Francisco Espinoza conspicuo aficionado a quien se le
conoció con el distintivo de ser "El Padre de la Afición" siendo su gestor, promotor y primer presidente de "El Centro" como inicialmente se denominó a la institución. Acompañaron aquella primera directiva los señores: Antonio Garland, Juan Durán, Felipe Varela, Domingo Rey, Guillermo Romero, Pedro Larrañaga, Alberto Ayulo y Alberto Basombrío. Integraban El Centro personalidades como el que fuera presidente de la República don Augusto B. Leguía, Andrés Avelino Aramburú, Octavio Bernales, Guillermo Gastañeta, Carlos Hartung, José Antonio Aramburú, entre otros muchos más. En aquella época conformaban una asociación de 234 miembros.
El Acta Fundacional dat del 7 de diciembre del año de 1,899 y en su primer considerando estatutario establece la finalidad principal de la institución: "El Centro Taurino de Lima tiene por objeto formar la afición a las corridas de toros y procurar el mejoramiento de estas".
El CTL contó con una placita de tientas propia, de propiedad de su fundador don Francisco Espinoza, ubicada en los alrededores del jirón Guzmán Blanco del distrito de Breña. Allí se realizaron muchos festejos con reses de muerte donde participaron exclusivamente sus asociados según sus mandatos estatutarios marcando así el surgimiento de lo que posteriormente se vino en llamar "toreros aficionados".
Uno de estos primeros "señoritos toreros" fue Felipe Sassone quien radicó en España convirtiéndose en autor teatral allegado a la Casa Bienvenida y que justamente escribiera la obra " Pasos de torero" en honor de Antonio, hijo del Papa Negro.
Pasaron varios años de fructífera y entusiasta actividad hasta que por orden natural de la vida muchos de aquellos añejos señores dejaron de estar y el CTL cayó en un letargo del que fue resurgido en los años sesentas, justamente un 7 de marzo de 1961, en que fue re-fundado por iniciativa de aficonados de raigambre taurina como don José Quevedo Valderrama y don Moisés Espinoza Zárate, teniendo por aquella época a personas como el arquitecto Fernando Belaúnde Terry entre sus amigos y quien fuera asiduo concurrente a la plaza del Centro.
Durante la temporada de ese añoel CTL develó en una placa de bronce en la plaza de Acho, bajo la presidencia de don Rafael Puga Estrada, en uno de los machones del tendido dos de sombra. Plancha donde la institución habría de colocar cada año el nombre del diestro que resultara triunfador siendo el primero en aparecer, el toledano Gregorio Sánchez, luego Antonio Ordoñez en 1962, Santiago Martí "El Viti" en 1963; Manuel Benítez "El Cordobés" en 1964; Manuel Cano "El Pireo" el año siguiente.
En la actualidad, esta tradición se ha trasladado al hermoso mural de azulejos ubicado al lado del patio de sombra, donde se perenniza le nombre de todos los ganadores del Escapulario de Oro del Señor de los Milagros siendo muy vistoso y llamativo para los visitantes nacionales como extranjeros que gustan de retratarse allí.
Un hecho significativo que marca la historia de la peña decana es que el pasodoble "Centenario del Centro Taurino de Lima" haya sido interpretado durante el paseíllo en la catedral del toreo, la plaza de Las Ventas de Madrid, el 2004 durante la tradicional Corrida de la Beneficencia, bajo gestión de los socios Antonio Pecho, César Paredes y Mariano Aguirre presidente de la Federación Mundial de Peñas Taurinas.
Hace tres años, el 10 de diciembre del 2013, la actual directiva culmina un largo anhelo truncado durante muchos años, que es el de otorgar por fin personería jurídica a la institución y adecuar sus viejos estatutos a las modernas normativas sobre sociedades que establece la legislación peruana. Es así que se formaliza su inscripción definitiva como asociación civil sin fines de lucro, bajo escritura pública consentida bajo Título 2013-01189290, Partida N°13186232 de los Registros Públicos de Lima.
En la actualidad bajo el liderazgo de su actual presidente, el doctor Carlos Bazán Zender y con la decisión unánime de sus asociados y amigos, el CTL, ha venido adoptando una política de cambios y apertura acorde con los tiempos modernos, siempre en pro del fomento de la actividad y afición taurina en nuestro país, fieles al legado de sus preclaros fundadores. De tal forma que hemos incorporado a las damas como socias plenas de la institución, propiciando el ingreso de hijos menores como socios junior y también abierto nuestras puertas a jóvenes aficionados comprometidos con nuestros ideales quienes conformarán el natural relevo generacional del mañana que hoy se avizora prometedor con el re avivamiento de la afición ante el surgimiento de nuestros toreros triunfadores Joaquín Galdós y sobre todo de la figura mundial que es Andrés Roca Rey y a quienes tuvimos desde un principio en nuestras conferencias como protagonistas.
!!! Feliz día peña decana !!! !!! Fuego !!!



viernes, 25 de noviembre de 2016

LAS FRUTAS DEL AYER





LAS FRUTAS DEL AYER
Parece que ciertas frutas van desapareciendo de calles y avenidas junto con viejas casas, mercaditos de barrio, mundos trazados con tiza en las veredas, trompos, canicas, y la preciada quietud de las tardes de juego al aire libre.
Al preguntar a chicos de la Lima de hoy, resulta que muy pocos de ellos conocen de los nísperos, de las granadas, de los pacaes y moras, de las guayabas e higos que los más adultos conocimos no necesariamente en los supermercados de la ciudad, sino desde el árbol de casa, en las callecitas del vecindario, en las avenidas aún quietas por donde hoy deambula el caos.
El Perú (y Lima no se queda atrás) recoge crónicas acerca de las riquezas
de los frutos nativos e importados que florecieron para deleitar a indios, negros, criollos y españoles que aquí habitaban. Cuenta una historia que mientras el pueblo peruano aguardaba la inminente muerte de Ramón Castilla por causa de una terrible dolencia, este ya se había recuperado y andaba empujándose una enorme sandía. Así de trejo decían que era Castilla. Y así de celestial sería la sandía que devolvió a la vida al valiente mariscal. No nos extraña que fuera ese frutón lo que reanimara al hombre. Apenas pensamos en sandía, imaginamos inmensidad intensamente roja, dulce y exuberante, generosa de carnes, regalona en la boca. Pasa lo mismo cuando vienen a nuestra mente el mango, la chirimoya, la lúcuma y, aunque hayamos encasillado en el terreno de las verduras a la palta, pecado de mantequilla verde lista para untarse en cualquier superficie que se ofrezca, es ella una fruta, una de las reinas si no en belleza y sabor, en textura.
Recordé, escuchando esa deliciosa anécdota relacionada a la gesta del Perú -no me consta que cierta-, todas y cada una de esas frutas que colmaron mi imaginario y amenizaron mi niñez montuna. Frutas que robé a los árboles de mis pequeños dominios. Estiraba la mano y ahí está bala granada, bombástica, licenciosa como un motín de piedras preciosas, ahí el pacae con su tremenda vaina rugosa celosamente atesorando en su interior tiernas pepitas envueltas de dulce algodón. Evoqué al árbol señor del níspero y sus racimos de pequeños frutos como soles esparciendo luz para cuando el invierno imponía su niebla. Nos hartábamos de esas moras que siempre fueron destellos de vibrante color en medio del gris.
Así era. Estar al aire libre, hace cuarenta años, era cosechar. Una aventura agrícola sobre el asfalto.


viernes, 4 de noviembre de 2016

La luna más grande durante los últimos 70 años



Miré ayer el cielo intentando de ver la luna más grande que nunca y no estabas tú. Quizás invisibles nubes de nostalgia te tapaban. No llovía ni yo lloraba.
Miré al mar y tampoco. Miré a mi lado y nada.
De casualidad miré a un espejo y allí estabas tú tan grande como siempre. Casi tan grande como mi Dios y tan clara como tu alma.
Me paré en mirarte como solo mira aquel que ama.
Te vi más grande, redonda y entera que nunca, un poco más mayor y más guapa.
Ayer mismo comprendí que yo era parte de ti, aunque ya lo sabía. Supe que no eras la luna más grande por ver y venir, porque siempre te veo y porque ya estabas.
Porque yo soy parte de ti, allí donde quiera que mire y allí donde quiera que vaya.
Ayer mismo comprendí que yo era parte de ti, 
aunque ya lo sabía. 

-----------------------------------------------------------------------
El 14 de noviembre se podrá admirar la penúltima superluna de este año, la cual estará en su punto más cercano a nuestro planeta, convirtiéndose en la más grande durante los últimos 70 años, según informe de la NASA.