toroperu

http://r73.cooltext.com/rendered/cooltext305499259088714.gif

lunes, 15 de julio de 2019

28 de Julio en el Perú




FIRMA EL ACTA DE INDEPENDENCIA. El 15 de julio de 1821, un día antes, el general San Martín había convocado a Cabildo abierto. Al día siguiente el alcalde de Lima Isidro Cortázar y Abarca, conde de San Isidro convocó a la reunión en el cabildo.
A la 11 de la mañana se inició la sesión en el cabildo de Lima. Luego de varios discursos, se presentó el acta de Independencia documento redactado por el abogado ariqueño Manuel Pérez de Tudela, gran colaborador de San Martín.
Este documento fue firmado por los vecinos notables de Lima y luego por los vecinos y habitantes de Lima, se llegaron a recolectar 3,500 firmas. Muchos criollos y nobles se vieron obligados a firmarlo por temor al ejercito patriota.
En este documento se encuentran las rúbricas del Alcalde y el arzobispo de Lima, el conde de la Vega del Ren, Javier de Luna Pizarro, José de la Riva-Agüero, entre otros.
En la Ciudad de los Reyes del Perú, en quince de julio de mil ochocientos veinte y uno. Reunidos en este Excelentísimo Ayuntamiento los señores que lo componen, con el Excelentísimo e Ilustrísimo Señor Arzobispo de esta Santa Iglesia Metropolitana, prelados de los conventos religiosos, títulos de Castilla y varios vecinos de esta capital, con el objeto de dar cumplimiento a lo prevenido en oficio del Excelentísimo Señor General en Jefe del Ejército Libertador don José de San Martín, del día de ayer, cuyo tenor se ha leído; e impuestos de su contenido reducido a que las personas de conocida probidad, luces y patriotismo que habitan esta capital expresasen si la opinión general se hallaba decidida por la independencia, cuyo voto le sirviese de norte al expresado Señor General para proceder a la jura de ella. Todos los señores concurrentes por sí y satisfechos de la opinión de los habitantes de la capital dijeron: Que la voluntad general está decidida por la independencia del Perú de la dominación española y de cualquiera otra extranjera; y que para que se proceda a su sanción por medio del correspondiente juramento, se conteste con copia certificada de esta acta al mismo Señor Excelentísimo y firmaron los señores: El Conde de San Isidro – Bartolomé Arzobispo de Lima – Francisco de Zárate – Simón Rávago – Francisco Valles – Pedro de la Puente – Francisco Xavier de Echagüe – Manuel de Arias – el Conde de la Vega del Ren – fr. Gerónimo Cavero – José Ignacio Palacios – Antonio Padilla, síndico procurador general – José Mariano Aguirre – el Conde de Las lagunas – Francisco Concha – Toribio Rodríguez – Xavier de Luna Pizarro – José de la Riva Agüero – Andrés Salazar – Francisco Salazar – José de Arriz – el Marqués de Villafuerte – doctor Segundo Antonio Carrión – Juan de Echevarría – Juan Manuel Manzano – el Marqués de Casa Dávila – Nicolás de Aranivar – Tomás de Méndez y La Chica (continúan las firmas).





domingo, 7 de julio de 2019

El fútbol nos recuerda que en algo coincidimos




NOSOTROS
Me viene a la mente el niño argelino pobrísimo que jugaba fútbol en el colegio público con clavos de metal en las suelas de los zapatos, para no gastarlos. Aunque resbalase en cada pase y por momentos cayese, Albert Camus, el niño que fue premio Nobel de Literatura, se hizo hombre allí, entre dos arcos, en la pugna por la sobrevivencia de su integridad, en la incesante búsqueda de pertenencia que marcó su vida. Ni la tuberculosis alejó a Camus del fútbol. Aunque no fuera más el portero que prometía, llegó a decir que allí, en el campo, había aprendido todo lo que supo sobre la moral y el comportamiento de los hombres.
Sé que sonará iluso, pero el fútbol no es un negocio aunque mueva montañas de oro. El fútbol hace rato dejó de ser deporte. Quizás nunca lo fue. El fútbol no será industria nada más porque despierta conciencias, acelera y detiene corazones, congrega millones de almas que imploran al unísono y sufren la misma pérdida. Tiene la capacidad de atravesar barreras sociales y económicas para tocar a todos por igual. Carga la fuerza mística de la religión. De hecho, es la menos sórdida y peligrosa de todas las religiones. La más humana de las fuerzas que mueven al mundo.
Estadio Nacional, noche húmeda, fría y caliente, viernes 6 de setiembre. El tumulto ensordece, una
bandera enorme cubre la trinchera sur. Lleva escrita la palabra coraje. La gente salta, baila, ruge, queda afónica, se frustra, carajea. Como en una verdadera ceremonia de fe y fervor, no existen los individuos. Existe la masa, el espíritu de cuerpo, la energía colectiva.
Tuve una sensación, parecida a la certeza, de ser parte de algo más grande que yo, un efecto cósmico que ninguna campaña publicitaria, ni la más emotiva de las misas o el más audaz de los discursos políticos ha logrado exacerbar en mí.
El fútbol nos recuerda que en algo coincidimos: somos parte de un mismo equipo. Peruanos. El fútbol nos pone a todos nosotros, por noventa minutos, en el mismo arco, y ese ya es un triunfo. Perdimos, sí, pero siempre ganamos. Porque en cada uno de esos partidos determinantes, los peruanos se congregan en sus elegantísimas casas o en los callejones del Cercado, alrededor de una pequeña radio para soñar y, por qué no, para llorar a la vez. Ese es el verdadero valor del fútbol. Aquel grito colectivo que emana del barrio, de la ciudad, del pueblo, del país.
Es cierto que, algunas veces jugamos bien al comienzo, que nos portamos mal al final, que el árbitro no parecía juez y sí, que los charrúas vinieron a jugar rugby, los venezolanos a jugarnos sucio, qué se yo. Pero también es verdad que todos, en mayor o menor intensidad, sangramos con Guerrero, lloramos con Farfán, saltamos con Oreja Flores… todos sentimos la ira del hincha, todos fuimos hinchas golpeados con la frustración del gol ajeno, todos reconocimos al mismo rival, todos hicimos esa ola que se esparció por las tribunas, todos teñimos de rojo el estadio y de nostalgia la madrugada.
Más de uno responderá a estas palabras argumentando que odia el fútbol, que siempre jugamos bien y nunca ganamos, pero ese manifiesto es ya señal de identidad, plegaria que ni tú ni yo y sí nosotros, lanzamos al aire enrarecido. Y eso ya nos convierte en un solo cuerpo.
                                                             Por; Josefina Barrón

miércoles, 26 de junio de 2019

LA ESCULTURA MÁS CONTROVERTIDA DE LA HISTORIA EN EL PERU

Pizarro frente a la Catedral de Lima 1935



LA CURIOSA HISTORIA DE LA ESCULTURA MÁS CONTROVERTIDA DE NUESTRA HISTORIA. Obra del escultor norteamericano Charles Rumsey (1879-1922). Según Gamarra Puertas (2006) este escultor realizó una escultura de un conquistador utilizando armaduras antiguas. Su obra fue expuesta en 1910 en una Feria Internacional en Panamá, su autor dijo que esta representaba a Hernán Cortés y quiso obsequiarla a los mexicanos, quienes no la aceptaron. La escultura regresó a los Estados Unidos.
Parque de la Muralla hoy
En 1922 el escultor sufrió un accidente de automóvil y perdió la vida. Desde España llegó una
delegación que pidió en donación la escultura. La esposa del escultor la donó a la ciudad de Trujillo de Extremadura, donde fue colocada en 1929.
En 1934 el alcalde de Lima envió una delegación a la ciudad de Buffalo para conseguir una copia de esta escultura. La viuda del escultor aceptó gustosa y dijo que asistiría a la inauguración del monumento en 1935.
La escultura llegó a Lima en diciembre de 1934, pero no se había pensado donde colocarla, en realidad muy pocos la querían. Finalmente el alcalde convenció al arzobispo de poner la escultura en el atrio de la catedral de manera temporal (quedándose finalmente por más de 17 años).
La escultura fue inaugurada el 18 de enero de 1935, fecha que la ciudad de Lima cumplía 400 años de
Trujillo de Extremadura España 1929
fundación española. La esposa del escultor nunca llegó a la inauguración pues falleció.
En 1952 la escultura fue cambiada de lugar a la nueva plazoleta que se formó entre los jirones Conde de Superunda y Jirón de la Unión, allí permaneció hasta el 27 de abril del 2003 cuando el alcalde Luis Castañeda Lossio la envió al depósito municipal, donde pasó un tiempo almacenada hasta se colocada en el parque de la Muralla que fue inaugurado el año 2004.
Entonces no es la escultura de Pizarro, pero quienes se oponen a su colocación en los espacios públicos distinguen en esta obra artística a un conquistador europeo. Cosa curiosa, su creador nunca imaginó el destino que tendría esta pieza. (Juan José Pacheco Ibarra)
FUENTES
Gamarra Puertas, J. (2006). Desanclaje y retiro del humillante monumento “Pizarro”. Lima: s.e.
Varón G, R. (enero-abril 2006). La estatua de Francisco Pizarro en Lima. Historia e identidad nacional. Revista de Indias, 236, 217-236.




lunes, 29 de abril de 2019

Real Maestranza de Caballería de Ronda




Real Maestranza de Caballería de Ronda, es la más antigua y monumental Plaza de Toros. Ronda es considerada como una de las cunas de la tauromaquia moderna surgida en el siglo XVII, en una ciudad donde se conservaba muy viva la tradición de la caballería al existir una corporación dedicada a que no se perdiera la disciplina ecuestre.
La Plaza de Toros es uno de los templos fundamentales de la historia de la Tauromaquia, el más bello ejemplo de arquitectura taurina y un escenario fundamental en la evolución de la Fiesta de los Toros. Tiene categoría de BIC (Bien de Interés Cultural) y es el tercer monumento más visitado de Sevilla, después de la Catedral y el Alcázar.



viernes, 19 de abril de 2019

Presidente Alan García se despide de su pueblo




CARTA PÓSTUMA DEL PRESIDENTE ALAN GARCÍA:

“Cumplí la misión de conducir el aprismo al poder en dos ocasiones e impulsamos otra vez su fuerza
social. Creo que esa fue la misión de mi existencia, teniendo raíces en la sangre de ese movimiento.

Por eso y por los contratiempos del poder, nuestros adversarios optaron por la estrategia de criminalizarme durante más de treinta años. Pero jamás encontraron nada y los derroté nuevamente, porque nunca encontrarán más que sus especulaciones y frustraciones.

En estos tiempos de rumores y odios repetidos que las mayorías creen verdad, he visto cómo se utilizan los procedimientos para humillar, vejar y no para encontrar verdades.

Por muchos años me situé por sobre los insultos, me defendí y el homenaje mis enemigos era argumentar que Alan García era suficientemente inteligente como para que ellos no pudieran probar sus calumnias.

No hubo ni habrá cuentas, ni sobornos, ni riqueza. La historia tiene más valor que cualquier riqueza material. Nunca podrá haber precio suficiente para quebrar mi orgullo de aprista y de peruano. Por eso repetí: otros se venden, yo no.

Cumplido mi deber en mi política y en las obras hechas en favor de pueblo, alcanzadas las metas que otros países o gobiernos no han logrado, no tengo por qué aceptar vejámenes. He visto a otros desfilar esposados guardando su miserable existencia, pero Alan García no tiene por qué sufrir esas injusticias y circos.

Por eso, le dejo a mis hijos la dignidad de mis decisiones; a mis compañeros, una señal de orgullo. Y mi cadáver como una muestra de mi desprecio hacia mis adversarios porque ya cumplí la misión que me impuse.

Que Dios, al que voy con dignidad, proteja a los de buen corazón y a los más humildes”.


sábado, 23 de marzo de 2019

No se justifica restricción de espectáculos como corridas de toros




Defensoría del Pueblo: El bienestar animal no es absoluto. No se justifica restricción de espectáculos como corridas de toros

Taurinos en indefensión ante el Tribunal Constitucional del Perú que debe atender argumentos escritos de los aficionados, salvaguardar sus derechos fundamentales y valorar la opinión de destacados juristas e intelectuales

- Magistrado Carlos Ramos adelanta que se tendrá que ponderar pertinencia del sufrimiento de los animales en la actualidad
La demanda presentada por los animalistas radicales contra las corridas de toros y peleas de gallos ante el Tribunal Constitucional del Perú (TC), ha comenzado a dar sus frutos contraproducentes para los propios prohibicionistas gracias a la oportuna gestión de la Unión Nacional de Galleros, que solicitó en enero a la Defensoría del Pueblo que participe en el proceso, en representación de los aficionados.
La semana pasada, la Primera Adjunta de la Defensoría, Eugenia Fernán-Zegarra, le ha dirigido una carta al presidente de la Unión de Galleros, José Luis Tello, informándole que la solicitud no es factible ya que no se hayan en estado de indefensión porque el TC aceptó a una representante de ellos bajo la figura procesal de “tercero”.
Sin embargo, en el mismo documento la Defensoría del Pueblo comparte ciertas apreciaciones jurídicamente sustentadas que son muy claras al señalar que:
- El bienestar animal es un bien jurídico que no ostenta el carácter de absoluto.
- La desaprobación mayoritaria que generan espectáculos como las corridas de toros no representa una razón jurídicamente válida para justificar la restricción de las tradiciones culturales por lo que no se debe llegar a decisiones extremistas de erradicar las tradiciones culturales.
Considerando que miles de taurinos sí se encuentran en situación de indefensión pues, durante la audiencia en la que se vio el caso el 25 de enero no se admitió a un representante suyo como “tercero” a fin de ofrecer interpretaciones relevantes, los magistrados del TC deben tomar en cuenta estas apreciaciones de la Defensoría del Pueblo, además de admitir y atender a conciencia los argumentos escritos que presenten los defensores de los festejos taurinos.
Para la Defensoría del Pueblo, el proceso de inconstitucionalidad interpuesto por lo animalistas contra la Disposición que exceptúa a las corridas de toros y peleas de gallos de la Ley de Protección y Bienestar Animal N° 30407, "plantea un problema de relevancia constitucional que enfrenta dos bienes jurídicos. Por un lado, el reconocimiento de prácticas que constituyen expresiones culturalesde la que emanan la identidad y diversidad de nuestros pueblos (CONSTITUCIÓN POLÍTICA Artículo 2.- Toda persona tiene derecho a... 8. El Estado propicia el acceso a la cultura y fomenta su desarrollo y difusión... 17. A participar en forma individual o asociada en la vida política, económica, social y cultural de la Nación... 19. A su identidad étnica y cultural. El Estado reconoce y recoge la pluralidad étnica y cultural de la Nación); mientras que por otra parte, el deber de protección animal que proscribe todo tipo de maltrato o sufrimiento excesivo contra la fauna...
"Frente a este escenario conviene tomar en cuenta que si bien el legislador ha consagrado al bienestar animal como un bien jurídico que goza de protección constitucional y legal por parte del Estado y los particulares, al punto de penalizar todo acto de crueldad o abandono, este no ostenta el carácter de absoluto. La propia ley 30407 prevé entre los límites... i) las manifestaciones culturales".
"Igualmente la jurisprudencia constitucional ha señalado que tal deber constitucional admite excepciones, entre las cuales resaltan el patrimonio cultural... la libertad religiosa", entre otros: "El deber constitucional de protección del ambiente animal no es absoluto y, por el contrario, admite excepciones al entrar en tensión con otros principios y derechos constitucionales relevantes como... la libertad religiosa... y el patrimonio cultural. Particularmente la "cultura" es, para el Constituyente del 1991, un bien público constitucionalmente relevante, fundamento de la nacionalidad, cuya diversidad y riqueza constituye el patrimonio cultural que el Estado y los particulares deben proteger, asegurando el acceso igualitario..." (CORTE CONSTITUCIONAL DE COLOMBIA).
"... en el marco de un Estado Constitucional, el rechazo o la desaprobación que genera en la ciudadanía este tipo de espectáculos, debido al empleo de ciertos animales, no representa una razón jurídicamente válida para justificar su restricción, aun cuando goce de un respaldo de un sector mayoritario de la sociedad. Por eso es necesario que la labor interpretativa responda a una valoración que compatibilice el debido respeto por nuestra fauna sin llegar a decisiones extremistas de erradicar las tradiciones culturales, en la medida que la Constitución "no se limita a ser un conjunto de textos jurídicos o un mero compendio de reglas normativas, sino la expresión de un cierto grado de desarrollo cultural, un medio de autorrepresentación de todo un pueblo, espejo de su legado cultural y fundamento de sus esperanzas y deseos" (HÄBERLE, Peter. Teoría de la Constitución como Ciencia de la Cultura, Madrid, Tecnos, 2000, p. 34).
Patrimonio tradicional, derecho a la libre identidad cultural y al trabajo Los siete magistrados del TC: Ernesto Blume Fortini, que lo preside, Manuel Miranda Canales, Carlos Ramos Núñez, José Luis Sardón de Taboada, Marianella Ledesma Narváez, Eloy Espinosa-Saldaña Barrera y Augusto Ferrero Costa deben tener en cuenta el derecho de centenares de pueblos a la libertad de asistir o no a los espectáculos taurinos. Muchos de ellos se han declarado ciudades taurinas con sendas resoluciones de alcaldías municipales y provinciales.
Para subsanar la falta de representatividad de los taurinos en este proceso se ha constituido la Asociación Cultural Taurina del Perú (ACTP). Los aficionados, junto al torero peruano Andrés Roca Rey, han solicitado al Tribunal que se admita un amicus curiae (expresión latina que se refiere a una tercera parte experta y ajena a un litigio) que ayude a despejar dudas expresadas por los magistrados Ramos Núñez y Ledesma Narváez durante la vista de la causa.
Si cinco magistrados votan para declarar la inconstitucionalidad de la disposición que exceptúa a los toros, perjudicarán a miles de ciudadanos que trabajan en estos festejos. Asimismo, si cuatro de ellos reescriben o reinterpretan dicha disposición adulterando a su criterio la integridad del rito de la tauromaquia, acabarán con esta en el país y enviarán al matadero a las reses bravas cuya crianza y preservación ha sido declarada de Interés Nacional por el D.S. N° 11-84-AG que firmó el presidente Fernando Belaunde Terry.
Magistrados diferenciaron a las peleas de toros en sus preguntas En la audiencia del 25 de enero realizada en la sede del TC en Arequipa, el magistrado Carlos Ramos preguntó a la representante de las peleas de toros si estas se encuentran en la misma condición que las corridas de toros y las peleas de gallos e insistió en que aclare si están en un mismo pie de igualdad: “porque hay diferencias, en el caso de las peleas de toros no se produce sacrificio, la muerte del animal” dijo el magistrado.
Más adelante se dirigió a los aficionados a las corridas de toros diciendo: “Hay un respeto por la tradición, pero me pregunto si eventualmente admitiría alguna evolución, cambios, como el caso del toro embolado en España a quien se le prendía candela en los cuernos o incluso el del Yawar Fiesta que progresivamente ha ido desapareciendo en el Perú o el Jalapato… me preguntaba básicamente al empleo de ciertas prácticas que han sido descritas aquí y también por los animalistas, que para los demandantes podrían ser sufrimiento innecesario para el animal, por ejemplo, el aguijoneo por parte del jinete, el banderillaje”.
-1:33:26
Video de la Audiencia de la demanda contra los toros. Arequipa, 25 de enero
Por su parte, la magistrada Marianella Ledesma enfatizó que el artículo 39 del reglamento de la Asociación Criadores de Toros de Pelea: “tiene un dato muy bonito, muy interesante digo, se preocupa por el bienestar y el adecuado trato a los toros, dice: ‘El animal goza de un bienestar en la medida de que esté sano, bien alimentado, el reglamento exige el buen trato que se debe brindar al toro de pelea. Es obligación del propietario de un toro evitar la crueldad, sufrimiento en la pelea... lesión o muerte, lo que demuestra un natural sentido de piedad y respeto a la vida por parte de las personas’.”
A continuación, la doctora Ledesma preguntó: “¿Esto mismo podemos decir que existe para las corridas de toros y las peleas de gallos? ¿Estamos hablando de la misma dimensión de estos espectáculos en el tema, sobre todo, de crueldad y de sufrimiento? ¿Estos tres espectáculos están en la misma intensidad de protección que se quiere hablar en este sentido?”
El análisis de juristas e intelectuales Los magistrados deben valorar las opiniones de los juristas e intelectuales peruanos más destacados que se han pronunciado sobre la tauromaquia. Algunos de ellos son:
DOMINGO GARCÍA BELAÚNDE, constitucionalista: “No hay ningún artículo en la Constitución para prohibir los toros… Los derechos consagrados internacionalmente se aplican a los seres humanos; a las personas, no a los animales; decir eso sería demasiado”: 25 de febrero de 2019.
TOMÁS UNGER, divulgador científico: “Porque no prohibir la venta de hamburguesas, reduciendo el número de reses sacrificadas. Independientemente del debate sobre si las corridas de toros son un espectáculo que vale la pena conservar, el pretender que defendemos a los animales me parece una total e indignante hipocresía… Encuentro una corrida de toros mucho menos violenta o cruel que cualquier película de Tarantino y la mayoría de las de Scorsese”: 7 de febrero de 2012.
MAX HERNÁNDEZ, psicoanalista: “La fiesta de toros es uno de los más interesantes logros del mestizaje… Cualquier intento por coartar la libertad debe ser resistido… Plantear que la fiesta daña a los niños y que los aficionados somos militantes de la barbarie es excesivo y no tiene ningún fundamento”: 4 de febrero de 2019.
JUAN VERGARA GOTELLI, ex presidente del TC: “... Los espectáculos taurinos no solo tienen arraigo en nuestra historia sino que se han difundido de manera que su arte forma parte de las fiestas más representativas de nuestro país, razón por la que negar el carácter cultural es negar nuestra propia historia…”: 19 de abril de 2011.
ERNESTO ÁLVAREZ MIRANDA, ex presidente del TC: “La Constitución protege la cultura de las mayorías y de las minorías… derecho reconocido nacionalmente y por varios tratados como el Protocolo de San Salvador y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales… la Constitución es política, jurídica y económica; también cultural y protege todas las manifestaciones culturales… En un Estado constitucional de derecho no cabe prohibir actividades culturales como la tauromaquia”: 21 de enero de 2019.
MARIO VARGAS LLOSA: “...La afición taurina se extendió por todo el virreinato y, sobre todo, prendió en las comunidades indígenas de la sierra. Por eso hay sembradas en muchas localidades rurales de los Andes antiguas placitas de toros y, según el antropólogo Juan Ossio, más de 300 comunidades indígenas en el Perú celebran sus fiestas patronales con corridas de toros”: Marzo de 2019.

Magistrado Carlos Ramos: “Se tendrá que ponderar si es pertinente en la actualidad el sufrimiento de los animales”

El mismo día de la audiencia sobre los toros en el Tribunal Constitucional, el magistrado Carlos Ramos, concedió una entrevista al diario El Pueblo de Arequipa en el que adelantó que se tendrá que ponderar si es pertinente en la actualidad el sufrimiento de los animales: “Hay dos pronunciamientos del TC, uno del 2004 y otro del 2010. El primero, está en una línea protectora de los animales y en el de 2010 hay un reconocimiento más expreso a la tradición cultural. También hay un elemento histórico, San Martín en el protectorado colocó a las peleas de gallos fuera de la ley.... En esa época no había el derecho de protección a los animales, sino la idea de que era contraria al progreso a la ilustración, al orden público y hubo varias normas a lo largo de la República contrarias, pero también ha habido algunos referentes de tradición como lo mencionado por Ricardo Palma, Abraham Valdelomar, con el Caballero Carmelo, entonces se tendrá que ponderar entre la existencia de una tradición y si es pertinente en la actualidad situaciones como el sufrimiento de los animales. Pero ahora han existido numerosos pronunciamientos de cortes constitucionales, el Tribunal Constitucional Español, en un sentido y en otro, la Corte Constitucional Colombiana, la Corte Constitucional Ecuatoriana, el Tribunal Constitucional Portugués”.
Magistrado Carlos Ramos Núñez
En respuesta a la pregunta sobre si es un tema cultural o defensa de los animales, el doctor Ramos respondió: “Son varios elementos, hay que ponderar la tradición en el Perú, pero también no todo está en un mismo nivel de igualdad, la pelea de toros en donde no hay sacrificio del animal que las corridas o las peleas de gallos… pero bueno esas son simplemente reflexiones sueltas porque la decisión se tiene que tomar de forma colegiada y considerando una serie de variables”. Finalmente reafirmó que la pelea de toros: “está en una situación diferente, no hay un sacrificio del animal, pero no puedo adelantar opinión”.
En 1821 los limeños homenajearon a don José de San Martín con varias corridas de toros. El Libertador presidió los festejos taurinos en su honor y fue un aficionado más como consta documentalmente en el libro Lima y el Toreo, de Antonio Garland (1948).

jueves, 21 de marzo de 2019

Plaza de Acho Lima, Perú



Acho la plaza de toros mas antigua de America




La vida taurina en Acho se inició realmente después del terremoto de 1746, la primera plaza fue hecha con tribunas de madera, la segunda plaza fue edificada por Agustín Hipólito Landaburu, el empresario que construyó el ruedo y que invirtió 107,609 pesos y 6 reales de la época, quien en 1765 solicitó licencia para construir una plaza firme para las corridas de toros a las orillas del rio Rímac, al pie del cerro San Cristóbal. El 15 de Junio de 1765 el Virrey Manuel de Amat y Juniet -quien en 1765 mandó renovar completamente las instalaciones de la Plaza, dándole la forma octogonal que existía hasta 1944 año en que nuevamente fue totalmente transformada para darle la fisonomía que tiene actualmente- expidió el Decreto aprobatorio y Landaburu obtuvo la licencia de construcción a cambio de la promesa de pagar una suma anual de 1,500 pesos al Hospital de los pobres. La obra de la Plaza Firme de Toros de Acho fue encargada al Alarife Cristóbal de Bargas, uno de los mejores de Lima, y se trabajó aceleradamente.
La fecha de inauguración de la Plaza de Toros de Lima (Plaza de Acho) tenía una serie de imprecisiones históricas, ya que las fuentes de principios del siglo XX, así como las diversas publicaciones sobre el tema, no daban una fecha exacta, pero gracias a una erudita investigación realizada por el Académico de la lengua e historiador, doctor Aurelio Miro Quesada Sosa -destacado intelectual peruano que fuera director del diario decano de la prensa nacional, "El Comercio", cuyo amplio y profundo trabajo, al respecto, expusiera con motivo de los actos celebratorios por el bicentenario de la inauguración del coso del Rimac, el 9 de Febrero de 1966, en el Museo Taurino de Acho, habiéndolo incluido en la recopilación de artículos de su autoría que con el título de "Temas Taurinos" fue publicado en 1997- se llegó a determinar con precisión que la primera corrida de toros efectuada en la Plaza firme del Hacho, como era denominada entonces, se celebró el 30 de enero de 1766, en la que se lidiaron 16 reses destinadas para los diestros de a pie y a caballo. En el cartel de esta corrida inaugural figuraban los espadas "Pizí" o "Pisí", "Maestro de España" y "Gallipavo", los tres peruanos y el primer toro que pisó el ruedo de Acho para ser lidiado se llamó "Albañil Blanco", procedente de la hacienda Gómez, ubicada en la localidad de Cañete (sur de Lima), cuyos ejemplares, según don José Emilio Calmell, en uno de sus libros publicados y cuyo título es "Diccionario Taurino del Perú", llevaban sobre sus lomos la divisa rosa y caña de esa hacienda cañetana.
La Plaza Firme de Toros de Acho, aún inconclusa, fue inaugurada el Jueves 30 de Enero de 1766 con asistencia del Virrey Manuel de Amat y Juniet, y aún pendiente la autorización del Rey de España Carlos III, la cual se dió, un año más tarde, por Real Cedula. Desde entonces Acho ha sido mudo testigo de la evolución del toreo en el Perú. Desde aquella época, ya lejana, de apogeo de las figuras y suertes nacionales, pasando por la institución, gracias a la influencia de Bonarillo, de la corrida formal (finales del siglo XIX), hasta nuestros días, luego de la reconstrucción de la plaza (1944).
Plaza con un amplio redondel, Acho tuvo un gran aforo desde su inauguración y, según Ricardo Palma, ocupaba mayor espacio que los mejores cosos españoles. Con el tiempo, el redondel se redujo un tanto para ampliar los tendidos.
Cooperation historica: Dikey Fernandez, Historia Taurina................................
torosnperu.blogspot.com