sábado, 10 de marzo de 2012

Los toros aptos para menores




Un amplio grupo de psicólogos y psiquiatras de distintas universidades (País Vasco, A Coruña y Madrid, entre otras) llevaron el estudio con un objetivo claro: averiguar si los toros tenían posibles repercusiones psicológicas sobre los niños menores de 14 años. Javier Urra, el entonces Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, lo encargó al poco tiempo de que Cataluña diera el primer paso en la batalla contra la Fiesta y prohibiera a los menores la entrada  a la plaza de toros (único lugar en el mundo en el que ocurre).

Tiempo después llegaron las conclusiones: «No se puede considerar peligrosa la contemplación de espectáculos taurinos y no hay una base suficiente para sustentar científicamente la prohibición de los menores de 14 años a los toros». Resolución sin fisuras: «Es difícil la identificación del niño con la violencia cuando lo que ve es la lucha y muerte de un animal en un ambiente festivo, de forma esporádica, con unas reglas del juego aceptadas, y una aceptación social del entorno por parte de los padres... Por lo que se refiere a otras alteraciones emocionales, ansiedad, pesadillas, no hay ningún apoyo empírico firme de que un espectáculo con carácter lúdico y ritual, enraizado en nuestra cultura (...) genere una interferencia emocional en el niño», afirma el estudio, que data de 1999. Poco ha cambiado la Fiesta de los toros. Una de las pocas artes que mantiene sus valores intactos. En cambio, mucho se ha publicado acerca de los efectos nocivos que produce la violencia sobre la formación de los niños.

En la casa de RTVE
Frente a este estudio, que maneja la casa de RTVE desde hace años, anteayer se conoció la noticia de que la Corporación incluía la Fiesta de los toros dentro del apartado de «violencia con los animales», justificación más que suficiente para no retransmitir festejos en horario infantil. Lo que no ocurre desde 2006. Tampoco se han emitido festejos taurinos en otros horarios, bien en diferido o espectáculos nocturnos que se celebran durante la temporada.

No es el caso de las televisiones autonómicas, que retransmiten un elevado número de espectáculos a lo largo de la campaña española. En el caso de Telemadrid, el año pasado Miguel Ángel Moncholi, dio una veintena de festejos. Castilla-La Mancha Televisión retransmitió un total de 65 en la pasada temporada. 18  corridas de toros y 20 festejos populares en Aragón TV a través de Javier Valero  y 15, Antonio Castañares en la autonómica de Extremadura. Hasta 40 llegó Enrique Romero en Canal Sur, 14, José Luis Benlloch en Canal Nou y José Francisco Bayona 7 corridas y 6 festejos populares en Murcia, siempre con el respaldo de la audiencia.

Y es que la Fiesta quedó expresamente fuera, por su excepcional interés cultural, del Código de Autorregulación para la defensa de los menores en los contenidos audiovisuales, suscrito por el Gobierno y por todas las televisiones, incluida TVE, en diciembre de 2004. El Manual de Estilo de TVE  desvirtúa así el acuerdo de autorregulación firmado al considerar, de forma unilateral y sin plantear un debate previo, que los toros deben formar parte del capítulo de violencia contra los animales y prohibir su retransmisión.

Política del contrasentido 
Mientras la Fiesta de los toros tramita el paso del Ministerio del Interior al de Cultura, el mismo al que accedió Alfredo Pérez Rubalcaba, el ente público de RTVE no sólo prohíbe las retransmisiones de las corridas de toros en horario infantil, cosa que no ocurre en ninguna otra televisión y tampoco en las plazas de toros, sino que las incluye en el apartado de «violencia con los animales». Hecho aprobado por unanimidad por todos los partidos políticos. También el propio Partido Popular, que el 2 de diciembre presentó una proposición no de ley para que se retransmitieran 10 corridas de toros. Incongruencia a máximo nivel. De unos y otros, si hace unos días el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, manifestaba que: «Él no hubiera prohibido las corridas de toros en Cataluña», pero sí permite que el ente público RTVE prohíba los toros cuando el propio Gobierno recientemente los ha reconocido como parte de Cultura. Y algunas ciudades, como es el caso de Madrid, Valencia y Murcia, ya han declarado la Fiesta de los toros Bien de Interés Cultural.
la razon.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario